Mi memoria vuela

Vuela y vuela mi memoria
persistente hacia el ayer
recreándose en palabras
que pronunciaste una vez

Vuela atrás y me las clava
como agujas en mi piel
empeñándose en llevarme
de nuevo a lo que olvidé

Ojalá no las dijeras
y no las oyera aquel ser
que disfrazado de ángel
acariciándote el ego
disfrutó mientras te oía
y en  cómo me iba a doler

Puñalada el pronunciarlas
recibirlas yo de su letra, estocada
rabia, enfado, dolor, ira
y una vez se va la ira
El dolor que se queda

Sólo me queda esperar
que mi mente las olvide
acorazar mi conciencia

O recordarlas por siempre
que me sirvan de pendón
“eres dueño de tus dichos
y esclavo de tu voz”

Aún no sé por qué lo hiciste
pisotear a uno, al otro no eleva
pobre vida quien sonríe
porque otro se lamenta
Alma negra, oscura, sucia
la que pretende brillar
apagando  su conciencia.

Nuevas palabras hoy
Intentan borrar las viejas
Hoy sabe que son ciertas
Mi mente de hoy, la que no vuela
Pero borrar no es sencillo
Díselo a mi corazón
Díselo a él que aún gotea…