Capturando el alma

HAblo de “alma” como esencia…

Siempre me han gustado las historias de vampiros. Eran  mi debilidad, igual que para otros eran el western o las de romanos.
En general me gustaban mucho la  películas de miedo  y suspense. Recuerdo quedar fascinada, casi hipnotizada, con Christopher Lee encarnando a Drácula. De hecho creo que el mito érotico del vampiro  lo llevamos un poco todas en el subconsciente… o en el consciente, al menos yo ;-).

Os hablo de vampiros porque  quería enseñaros unas fotos de la sesión que mi amiga, increíble fotógrafa, Maica Luis me hizo hace unas semanas.  Y al verlas enseguida pensé en que había conseguido captar mi “alma”…  y como la mente tiene esas cosas, me dio por pensar que los vampiros no podían ser fotografiados porque al no tener alma, la película no podía captar su imagen.

Una foto puede ser una simple copia  instantánea de la realidad …  pero otras veces… otras veces se consigue capturar  mucho más. La imagen que proyectamos y la que escondemos, la que enseñamos y la que nos cuesta enseñar, la pública y la oculta…  el alma…
Creo que es un arte conseguirlo… y creo que como en otras situaciones, si hay “magia” entre las dos partes, delante y detrás del objetivo, el resultado puede ser increíble.
A mí nunca me gustó especialmente salir en fotos. Nunca me veía bien. Siempre tuve demasiados complejos e inseguridades.

Ahora, no solo me gustan las fotos… es que creo que son una excelente terapia y punto de partida para trabajar la autoestima. En el post “Más que guapas” empecé a hablar sobre ello y desde entonces no solo lo he puesto en práctica, sino que lo he recomendado entre otros consejos que forman parte del taller “Sácate Partido”.

Si además tienes la suerte de contar con una fotógrafa experta , con la que puedas regalarte una sesión única… entonces  miel sobre hojuelas.
Gracias Maica ♥♥♥

Porque me conoces y me quieres, porque eres una gran profesional, porque eres leal, porque eres cómplice, porque AMAS lo que haces y cómo lo haces…

Gracias por este Post que me has dedicado en tu blog.

GRACIAS por CREERME guapa y CAPTARME guapa.

GRACIAS por un recuerdo imborrable, no ya de las fotos, sino de esas horas… fue un día especial… feliz por muchas cosas…

GRACIAS por CAPTAR mi ALMA