Archivos de la categoría Poesía

Se me quemó la tostada

Se me quemó la tostada
vaya presagio de día
andaría despistada, aún soñando,
Soñando  aún que me querías

Se rompió una de mis tazas
No mejora  nada el  día
al contrario, va empeorando
como otras cosas en mi vida.

Mañana será distinto
otra tostada, otro café, otro día
Aires nuevos, gente nueva caminando
Y quizás, solo quizás…
Más que penas alegrías

El tiempo nos pasa

Solo hoy estoy
Si estuve  o estuviste ¿qué mas da?
Porque ya no es más
porque no somos esos
ni seremos aquéllos
EL tiempo no pasa,
el tiempo nos pasa
y nada es igual.

Mirar hacia atrás…
Recrearse en momentos que no son
abstraernos del hoy cuando es triste
sin darnos cuenta
que más triste es vivir lo que ya no es
La soledad de hoy es  lo real
La compañía de ayer es tan mentira
como el deseo de permanecer

Huelo a ti

Huelo a ti
¿Cómo olvidarte?
Si  despierto y mi melena me recuerda tu presencia
Si en mis huecos rellenaste los vacíos con abrazos
Si recuerdo que al besarte abrí los ojos y ahí estabas
Besos, manos, risas, juegos, balbuceos…
y yo sintiéndome de nuevo adolescente
Huelo a ti
y lo disfruto
el aroma que a otras horas más felices me transporta

Me regaló la luna

Me regaló la luna ©NohemiHervada

Me regaló la luna
Desde su proa invisible
Me regaló la luna

La que no alcanzaba a ver
Desde mi cuarto en penumbra
La que no alcanzaba a ver
En mi sombra profunda

Me regaló la luna
Desde su proa invisible
Me regaló la luna

Me la envolvió sin papel
Me la mandó con premura
Me la envolvió sin papel
Con un lazo de ternura

Me regaló la luna
Desde su proa invisible
Me regaló la luna

Me ha prometido volver
Otra noche a ver la luna
Me ha prometido volver
A admirarla en su hermosura

Me regaló la luna
Desde su proa invisible
Me regaló la luna

Y yo le aúllo a nuestra luna:
Diosa blanca de la noche
Esa noche en esa proa
Cuando yo esté junto a  él
Esa noche, por favor, no alumbres

Me regaló la luna
Desde su proa invisible
Siempre mía, nuestra luna

 

 

Lo sé

-¿Lloras? ¿Por qué lloras?
-No lo sé
-Sí lo sabes… siempre se sabe
-Pues igual lloro por eso… porque sé por qué lloro
-Saberlo es una cosa y reconocerlo es otra.
-No quiero llorar
-¿Por qué no?
-Porque me hace débil
-¿Eso crees?
-Sí
-No confundas debilidad con sentir emociones. Somos emociones. Si no aceptamos lo que sentimos, dejamos de ser. Llorar no te hace débil. Llorar es la forma de vaciar un vaso lleno, demasiado lleno.
Lo vaciarás y volverá a haber sitio para más emociones. Eso es estar vivo.
-Pero a veces pesa y duele y quiero escapar.
-Lo sé, pero es un engaño. No puedes escapar de tus emociones. Irán donde tú vayas.
-¿Entonces?
– Súfrelas o disfrútalas, llóralas o cántalas.  Vívelas, siéntelas … es la única forma.
-Sí, lo sé…
-Sí lo sabes… siempre se sabe

ES MÍO

Le observo de lejos
¿Es él?
¿El que espero?

No hay detalles ni verdades
en la distancia no los veo 
No quiero verlos
Imagino y le deseo

El deseo:
Ese amo que me obliga
A dejar el paso lento
Crece y crece día a día
porque  yo le alimento
Con palabras y con sueños
Con historias y con versos

ES Él
No lo dudo
El Universo al fin lo ha hecho
Mi  mitad, mi complemento
Mi felicidad al completo

Apago mi mente
No quiero conciencia
Para qué realidad
Si tengo mi sueño
Su imagen idílica
 me alienta a seguir
Lo quiero
Lo quiero
ES LO QUE QUIERO
ES TODO LO QUE QUIERO

Y decido acercarme
Y alargar mi mano
Tantas veces lo he soñado
Tantas veces en mi mente
Que esa imagen  poseyéndolo
se ha grabado
Lo deseo mío
Lo siento mío
ES MÍO

Lo tengo a mi alcance
Lo observo impaciente
y lo cojo
Por fin lo tengo
Lo siento latir
Está vivo,
ES,
VIVO
Pero es mío

Escucho el ritmo del latido
Y me dejo acunar al compás
Late por mi
Solo por mi
Yo soy SU razón de existir

Me excito al sentirlo
¡Dios cuánto poder!
Poseer un alma y su cuerpo
Es para mí, todo mío
SOLO MÍO

De pronto lo noto
Se mueve y respira
con otro ritmo
ese calor, ese latido…
Quiere escapar
De mí, de su destino

Le miro y le advierto
No puedes, mío eres
Y veo en sus ojos algo nuevo
DESAFÍO
Lucha y resiste
No me quiere consigo

No lo comprendo
Soy suya, él es solo mío
Le hablo, le miro
Susurro, suplico
No sirve
Le grito
Ahora lo entiendo
Se burla de mí
Se cree que es un juego

No lo soporto
ES MÍO, ES MÍO
Entonces  no pienso
Aprieto y aprieto
Me quema su furia
Me insulta su ego
No quiero que lata su corazón
Si no soy yo su motor

¡PARA!
¡Estate quieto!
y transformo mi amor en delirio
Un delirio de amor y tormento
Un tormento que ya nunca acaba
Porque al final estoy sola
Sola sin él, sin su amor, sin su aliento

Mientras duermo

Mientras duermo me acompañas

Mientras duermo me acaricias el alma

Mientras duermo me deseas y deseas que te quiera

Mientras duermo me imaginas  e imaginas que despierto siendo tuya

Mientras duermo  me vigilas  y me besas y acaricias

Mientras duermo me susurras: soy el dueño de tus sueños

Mientras duermo, si me asusto, es tu abrazo el que me calma

Mientras duermo pasa el tiempo y pasan cosas

Mientras duermo, si es contigo, no me importan

Mientras duermo