El último en todo

“No quiero ser el primero en nada
solo deseo ser el último en todo”

Separar amor de la sensación de posesión a mí se me antoja imposible.
Por eso cuando alguien te dice que hagas todo lo que quieras, que no dejes de ser tú, en ningún sentido, que no coartes tus deseos, ni tus sueños, ni tus proyectos, ni la forma de alcanzarlos.

Que no dejes de ser tú…  tus luces, tus sombras, tus aciertos, tus errores, hasta tus incongruencias…
Que vivas todo lo que hayas de vivir,
pero que al final del día, o del año, o de la vida,
estés ahí,  extiendas tu mano, y toques la suya, la de  esa persona contigo.
Que sea tu final, tu meta, tu descanso del guerrero…
Pues si te dicen algo así,  no puedes evitar estremecerte.

Imagen del blog Lisichantal.wordpress.com