Esmeralda Solis de Siriñadas habla de mis talleres “Empodérate” y “Sácate Partido”

EMPODERADA Y SACÁNDOME PARTIDO DE DENTRO HACIA AFUERA

“Nunca he dado mucha importancia a mi exterior, a lo que transmitía, a lo que llegaba a los demás, yo era yo y si alguien no estaba conforme, carril!. Qué bonita coraza, verdad?.

 
Porque básicamente yo no era yo, y este año que me he dedicado a mí, a profundizar, a verme, a respetarme, a darme mi sitio, a escarbar profundo y darle la mano a mi niña pequeña interior gravemente enfadada.
 
 
Este año que he descubierto otro yo que me gusta mucho más, más sereno, menos autoexigente y más respetuosa conmigo misma, que me doy tiempo para pensar y para meditar, que me cuido y dejo que me cuiden, que me escucho y me doy valor.
 
Tras el “Empodérate” y comenzando a encajar
 
 
Justo en ese camino apareció en el momento oportuno Nohemi, ya estaba de antes, ya estaba ahí, pero justo el taller de “Empoderate” en Oh!laluna, que creo que ella misma pensó que para que lo necesitaba, es probable que lo necesitar más que nadie, porque yo no necesitaba empoderarme ante nadie, ante nadie tan difícil como ante mí misma. Ni más ni menos. Ante mi misma, y fue el empuje que hizo encajar otra pieza del puzzle, y desde ese día no paran de encajar piezas una tras otra, no dudo que seguiré colocando cosas, porque el proceso ahora es imparable y no quiero que pare.
 
Ya en la formación de Asesoras Continuum, siguiendo mi camino personal, llego el sácate partido…y para mi ese es: saca todo lo que tienes dentro y enséñaselo al mundo, no es una fachada exterior, no es pintar y revocar desconchones, es curar y sanar heridas y ahora mi sonrisa no tiene un lado triste!.
 
Que no es solo pintura en los ojos, brillo de labios, peluquería y revisar ropajes (que no viene nada mal por cierto), que es mirarnos dentro y pensar que queremos que sientan y piensen los de afuera, pero que queremos de verdad, sin fachadas, ni mascaras, es no castigarnos mas con autoimposiciones y respetarnos nosotras mismas las primeras
 
 
Así que ojala todo el mundo se animara para hacer los dos talleres, ahora seminario conjunto (gran idea porque son los dos necesarios) porque no es chapa y pintura, es felicidad y amor puro, es cambio, es cambio del que sale de entro hacia afuera y se refleja y te ilumina la vida.
 
 
 
Por lo tanto ¿Me han servido? SI, rotundo, han llegado para aportarme en mi vida justo lo que necesitaba, en el momento que lo necesitaba y para empujarme a continuar el camino comenzado que no dudo es el correcto. Mi familia es mucho más feliz, si yo soy feliz de veras, y ahora sonrío en abierto!.” 
  

Post Publicado originalmente en Siriñadas y copiado aquí con permiso de su autora