“No amanece”-David Bisbal

Hoy me han dedicado esta canción.
Una querida amiga con la que comparto entre otras cosas, el amor por la música y las canciones.

Llevo unas semanas pensando mucho en el “amor”, en las relaciones, en las parejas, en el deseo, en todo lo que hace que hombres y mujeres busquemos la compañía del otro.
¡Qué difícil es!
Quiero, no me quieren, me quieren, no quiero, quiero más de lo que me quieren, no me quieren como yo quiero, quería y ya no quiero, me quisieron y me dejaron de querer…
Hay tantas variantes, posibilidades infinitas.
Es tan fácil que no sea perfecto.
Queremos desde el vacío
Desde la necesidad
Desde la desesperación a veces
Desde la idealización
Desde la resignación
Desde el dolor
Desde la soledad
Desde el miedo
Desde la ignorancia

Pero muy pocas veces desde la plenitud
Y así es difícil que funcione bien ese engranaje.
Dos piezas tan diferentes, queriendo ser un único movimiento.

Y nos hacen daño, y hacemos daño, a veces queriendo y a veces sin querer. A veces es inevitable, otras con alevosía.

Pero lo peor, es esa sensación que dice la canción. De darse cuenta después de que si ya no tenemos algo no es porque no surgió o no fue bien, sino porque la cagamos
Así, con todas las letras y sin poesía: LA CAGAMOS

Y hay cosas olvidables y perdonables y comprensibles
Y otras que no lo son
Si pasas la barrera, la cagaste
Y puedes cabrerarte, llorar, amenazar con morirte, insultar, hacer daño, planear vengarte… puedes jurar en hebreo, pero cuando has pasado esa barrera, cuando no es que hayas   metido la pata, no, cuando la cagas, es el fin.

Bisbal canta :

…Tu, una estrella fugaz, 
un fragmento de sol se desvanece. 
Sol, quien te mira pasar, deseando olvidar y no amanece.

Seguramente la cagó.
La mala noticia es que si ella de verdad era luz, nunca volverá a esa cama, por respeto a si misma.
Y la buena… es que sí amanecerá.
No hoy, ni mañana, ni dentro de un mes probablemente.
Yo llevo más de un año creyendo muchos días que no amanece.. pero sí amanece.
HE vivido amaneceres, y los volveré a vivir.
Con mis recaídas, con mis dudas, con mis batallas personales…

Si tú que lees esto, eres de los que  la has cagado, hazte un favor:
asúmelo, discúlpate (o no, ) pero sigue tu camino y no remuevas más la mierda que tú mismo has creado.

Si eres de l@s que creen que fue el otro el que la cagó, el consejo es el mismo: sigue tu camino y no remuevas la mierda. Porque la haya cagado quien la haya cagado, es mierda. Y mancha y huele mal a todo el mundo.

Yo que he vivido las dos situaciones, no tengo una solución  mágica. Oigo canciones, escucho las letras, a veces sonrío, a veces lloro. Escribo siempre, a veces lo publico, otras no. Me desahogo entre amigas…  y sí, alguna vez fantasea una con “volver al pasado”… pero afortunadamente una ya es mayorcita y aunque soy de letras, lo que sí sé, es que el pasado… nunca vuelve.”