¿Te alegras por mí?

Estoy medio desaparecida de mi rincón, entre trabajo y otras cosas…
Sé que este espacio sólo lo leemos tú, yo y un par más que lleguen medio perdidos a esta cueva, así que, por si no te has enterado, te cuento que he ganado un concurso.
La niña que competía siempre para ganar y vive aún dentro de mí está muy contenta. Y la adulta que intenta controlar ese ego se alegra por lo que significa no para mí sino para mi trabajo y para algo que es importante en mi vida.
Ya iba tocando la palmadita en la espalda… sobre todo tras  meses de aguantar puñaladas.
Así que si te apetece saber lee aquí y aquí.
¿Ya?
¿No está mal no?
Si te alegras por mí gracias… de verdad.
Estos días tengo muchas ganas de escribir y apenas un rato libre… pero prometo volver. Esta escritora echa de menos contar cosas y cantar  …

¡Ojalá me hayas echado de menos!
¡Yo echo de menos mis ratos en este espacio!